LOGO MONTSERRAT QUIRÓS

Hilos tensores corporales

Hilos tensores: la mejor opción para combatir la flacidez

hilos tensores en madrid - centro estetica montserrat quiros

¿Qué son los hilos tensores corporales?

En nuestro centro de belleza y medicina estética Montserrat Quirós trabajamos con tratamientos de alta efectividad, sobre todo cuando se busca mejorar la apariencia corporal frente a la flacidez. En este sentido, los hilos tensores corporales son la opción ideal para lograrlo.

Se trata de un tipo de lifting que genera efectos positivos sobre la piel de manera casi inmediata, disminuyen la flacidez existente en varias partes del cuerpo, como los brazos, abdomen, glúteos y piernas. Es por ello que se le conoce como hilos mágicos.

Estos hilos tensores corporales se insertan en la dermis sin dejar ningún tipo de marcas o cicatrices, generando una fibrosis que induce un autolifting biológico. Esto quiere decir que tales hilos tensores van a guiar mucho mejor al colágeno para que éste pueda llegar a las zonas donde se presenta mayor flacidez.

Se pueden aplicar también como tratamiento facial (hilos tensores faciales).

¿Qué hacen los hilos tensores corporales?
Sin duda alguna, la flacidez es el principal enemigo a tratar con los hilos tensores corporales.

Sin embargo, los buenos resultados dependerán del grado de flacidez que presente el paciente, así como la zona que vaya a tratarse. Pero desde la primera semana ya se es posible ver excelentes cambios en la calidad de la piel.

Ventajas de los hilos tensores
Estimula el rejuvenecimiento de la piel

  • Brinda elasticidad y vitalidad
  • Fomenta la creación de colágeno
  • Es un tratamiento rápido y efectivo
  • Puede aplicarse en varias partes del cuerpo
  • La técnica es poco invasiva
  • No genera dolor o molestias
  • Los efectos duran de 12 a 18 meses
  • No requiere reposo
  • Detiene la caída de la piel
¿Dónde colocar hilos tensores corporales?
Los hilos tensores pueden colocarse en diferentes partes del cuerpo, sobre todo en aquellas zonas que presentan mayor flacidez o acumulación de grasa. Sin embargo, las partes que mencionaremos a continuación, al tratarse con hilos tensores corporales, reciben excelentes resultados desde la primera sesión:

  • Glúteos: los hilos tensores corporales representan una excelente opción en esta zona, puesto que generan una mejor apariencia estética y una correcta estimulación de la producción de colágeno. Además, lo mejor es que no es necesario una intervención quirúrgica para lograr glúteos firmes y con aspecto natural.
  • Brazos: ya sea por pérdida de elasticidad natural por el proceso de envejecimiento o por causas de sobrepeso y adelgazamiento, los hilos tensores en los brazos se introducen como una especie de malla en la parte inferior interna con la finalidad de tensar todos los tejidos. A su vez, al realizar el tratamiento se permite la estimulación de elastina y colágeno, fibras que permiten brindar esa hidratación y firmeza a la piel del brazo.
  • Abdomen: para aquellos vientres que requieran mayor tonicidad, los hilos tensores logran eliminar la flacidez para demarcar ese abdomen perfecto sin dejar cicatrices molestas.
  • Piernas: este tratamiento se cebtra sobre todo en la zona de los muslos, que es donde mayormente se concentra la flacidez y la grasa. Además, el emplear hilos tensores se mejora la apariencia física de las piernas para obtener una piel mucho más lisa y tenue, ayudando a la buena circulación y producción de colágeno.
  • El tratamiento también puede aplicarse en otras zonas del cuerpo que se vean afectadas por el envejecimiento, la flacidez o la grasa por sobrepeso; tales como la cara, en la parte de papada y el cuello, donde los hilos tensores pueden disimular las arrugas, elevar las cejas y mejillas, brindarle simetría al rostro y reafirmar el cuello.

Lo mismo sucede con el escote, donde la tonificación es necesaria cuando la piel empieza a caer desde el cuello. En esos casos, los hilos tensores corporales se posicionan en el inferior de la mama para que el tensado sea completamente discreto y a su vez se genere la elevación natural del pecho.

¿Duele colocar los hilos tensores corporales?
Para la colocación de los hilos tensores aplicaremos anestesia local en la zona que reducirá por completo las molestias.

¿Cuántas sesiones son necesarias?
El número de sesiones dependerá de las zonas a tratar y de la cantidad de hilos que coloquemos.

Normalmente realizaremos unas dos o tres sesiones con un intervalo de un mes entre ellas para ir viendo el resultado y la generación de colágeno que se ha producido.

Contraindicaciones
Los hilos tensores corporales no están recomendados en las siguientes situaciones:

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Personas con infecciones activas en la zona a tratar.
  • Pacientes con enfermedades autoinmunes
  • Hematomas en la zona de su colocación.

Te ofrecemos una primera consulta totalmente gratuita.

Una valoración completa y multidisciplinar de tu caso, donde tus necesidades serán valoradas por nuestros especialistas para poder ofrecerte el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades.

El responsable del tratamiento de los datos personales facilitados en el presente formulario es THOTH SERAPHIS, S.L. quien los tratará con el propósito de informarle sobre los servicios solicitados y remitirle comunicaciones comerciales de productos y servicios que hayas consentido a través de la correspondiente casilla. Tienes derecho a acceder, rectificar, suprimir tus datos y a revocar tu consentimiento, así como otros derechos, como se explica en la Política de privacidad.
WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a sus preguntas. ¡Pregúntanos lo que quieras!
👋 Hola, En qué podemos ayudarte?